• luchaobrera2016@gmail.com

Category ArchiveUncategorized

EFEMERIDES 27 de abril de 1937 – 2017

NO HAY PEOR SORDO QUE EL QUE NO QUIERE VER

Por Fernando Abel Maurente

Era esperable la reacción del gobierno al “paro tan temido.” Lo dijimos desde este espacio. El día después iba a ser relativizado. Señalamos también no debíamos pisar el palito de los resultados mágicos del paro nacional, Que eso iba a provocar un desánimo en las masas. Que era fundamental alentar por un lado un plan de lucha y al mismo tiempo la construcción de un Frente Nacional anti-liberal capaz de dar respuestas político-organizativas-programáticas a una cuestión que excede lo estrictamente reivindicativo.

A partir del mediodía del 6, el triunvirato y el ejecutivo nacional siguieron con otro juego: el bajo o el alto acatamiento.

Era previsible que en las áreas rurales el gobierno jugara de local y en las grandes conglomerados urbanos, el silencio y el desierto de cemento fueran absolutamente visibles. La vida en Barrio Norte continuó como si nada. En los barrios obreros del gran Buenos Aires, paró hasta la pequeña burguesía comercial.

Que la Central de los Trabajadores pusiera sobre la mesa las cifras del acatamiento sin plantear el “día después” habla a las claras que la cúpula cegetista actuó a la defensiva frente al gobierno y frente a los trabajadores, frente a las bases que rompieron el 7 de Marzo la alianza gobierno-triunvirato.

Era más que obvio que el gobierno atrincherado en el Mini-Davos relativizara y hasta minimizara con la chicana, acá estamos los que trabajamos, en realidad, acá estamos los que disfrutamos de la plusvalía. Lo peligroso es que el gobierno se crea y haya comprado que todo está bien. Y que haya salido después del 1A a patotear al pueblo argentino. Que no haya ni siquiera escuchado el silencio de las barriadas obreras. Que el aluvión zoológico que bajó como torrente desde Barrio Norte haya sido la única voz que escuchó el gobierno.

Es peligroso básicamente para el gobierno.

No será necesario desde este lado de la grieta interpretar el doble mensaje desde el poder político. Ya no lo habrá. Se corre el velo de la semicolonia y los actores se ven diáfanos en su miserabilidad.

A %d blogueros les gusta esto: